Útero fibromatoso, o fibroso

El útero fibromatoso, dicho también "fibroso", es una patología que golpea todo el útero en su complejo, determinando de ello una pérdida de elasticidad conexa a un progresivo engrosamiento y endurecimiento del órgano mismo.
El útero fibromatoso es consiste en una molestia típica de la edad antes avanzada, tanto que, mientras el porcentaje de las mujeres en general que sufre se certifica alrededor del dieciocho porciento, aquellos por encima de los treinta años son golpeados por la enfermedad en examen con un porcentaje que va del treinta al cuarenta porciento.
Las causas que determinan el progresivo endurecimiento del miometrio, el músculo del útero, es múltiples; entre las jefe, además de la edad más joven, es que mencionarse una eventual inflamación que intereses, o haya interesado en el reciente pasado, el endometrio o sea el tejido interior del útero.
El útero fibroso, en efecto, es una de las complicaciones que más a menudo se acompañan o se suceden a un endometriosi.
Por cuánto atañe los síntomas, la presencia de un útero fibromatoso es señalado, generalmente, de un aumento consistente sea de las pérdidas que de los dolores durante el ciclo menstrual. Además de tales molestias, que pueden dar origen, sin embargo, a fuertes anemias, debidas a la brusca disminución de hierro y glóbulos rojos en la sangre, las problemáticas conexas al fibromatosi uterino también son una disminución de la fertilidad y, sobre todo, dificultad en el curso del embarazo, tanto que, no raramente, se asiste a partos prematuros y se eleva el riesgo de abortos naturales. Al momento del parto mismo, luego, la escasa elasticidad obstaculiza, a veces de manera también preocupante, el derrame del feto del regazo materno. Respecto a los remedios, desaforadamente, hasta hoy día la única solución, que suscita, sin embargo, perplejidad en algunos estudiosos, semeja ser el suministro de sustancias que tienden a devolver al útero la elasticidad necesaria, en particular fármacos continentes estrógenos y progestacionales. En caso de que al fibromatosi uterino sea asociada la presencia de fibromas uterinos, eventualidad bastante frecuente, este últimos deberán ser tratados, en cambio, en el modo más oportuno, teniendo en cuenta las dimensiones, de la localización y de la tipología, como indicado en el sedes materiae.

About the Author